Un estudio científico demuestra el escaso impacto ambiental de nuestra Industria de Desarrollo Sostenible

Un trabajo realizado por un grupo de investigación de la Facultad de Ciencias y Tecnologías Químicas de la Universidad de Castilla-La Mancha -en proceso de publicación en una revista científica- ha examinado el impacto de la planta desecadora de alperujo de la Industria de Desarrollo Sostenible en la calidad del aire en su entorno, concluyendo que las emisiones de la planta tienen una contribución mínima a la calidad del aire en su entorno.

De febrero a julio de 2022, se realizó una campaña de medidas en continuo de contaminantes criterio (medidas de inmisión) O3, NO, NO2, NOX, CO, SO2 y PM10, generándose valores promedio diez-minutales y horarios, siguiendo los procedimientos establecidos por las directivas nacional y europea. Además, se realizaron 6 campañas semanales recogiendo muestras de compuestos orgánicos volátiles (COVs) en aire y metales y microorganismos asociados con aerosoles PM2.5. Los equipos de toma de muestras se instalaron dentro del recinto de la estación meteorológica de la planta de desecado de alperujo de Montes Norte en Malagón (39°09’1.46″N 3°52’25.72″W).

Punto y equipos de muestreo en la planta desecadora Montes Norte

Los valores promedio de NO, NO2 y NOX para el periodo estudiado fueron 1.5 ± 0.2 mg/m3, 5.3 ± 0.4 mg/m3 y 7.5 ± 0.4 mg/m3, respectivamente. Se evaluaron las concentraciones promedio durante diferentes periodos de parada y funcionamiento de la planta de desecado, observándose un leve aumento durante los períodos de operación (generalmente entre 3 y 4 mg/m3). No obstante, los niveles siempre se encontraron muy por debajo de los límites marcados por la legislación (30mg/m3, promedio anual).

Concentraciones promedio de NOX durante varios periodos de parada (OFF) frente a periodos de funcionamiento (ON) de la planta de desecado de alperujo.

Para CO, SO2, ozono y partículas en suspensión PM10 no se observaron diferencias estadísticamente significativas con otras localizaciones del entorno (Parque Tablas de Daimiel, estación de fondo de S. Pablo de los Montes o Ciudad Real). La siguiente figura muestra los resultados para PM10.

Concentraciones promedio mensuales de PM10 de la planta desecadora, San Pablo de los Montes y Ciudad Real.

Microorganismos asociados a PM2,5. En la planta desecadora de alperujo se muestrearon bacterias y hongos asociados a PM2,5 en el periodo de tiempo comprendido entre febrero del 2022 hasta julio del 2022, sin embargo, por problemas de contaminación de los medios de cultivo no se obtuvieron datos de mayo y julio para hongos y bacterias, respectivamente, ni tampoco de junio para ambos microorganismos. En la Figura se presentan los resultados de los recuentos microbianos.

Recuentos microbiológicos durante el periodo de estudio en la planta desecadora de alperujo.

Los recuentos de bacterias oscilaron entre 12,7 y 18,1 UFC/m3 con un valor medio de 15,9 ± 2,6 UFC/m3 (± SD), y los recuentos de hongos oscilaron entre 4,4 y 39,6 UFC/m3 con un valor medio de 15,8 ± 16,1 UFC/m3. Las concentraciones medias de bacterias y hongos fueron ligeramente superiores a las obtenidas en el cercano parque nacional Tablas de Daimiel. Sin embargo, dada la gran variabilidad de las concentraciones de microorganismos y su elevada dependencia de las condiciones meteorológicas, se concluye que la actividad de la planta no constituye una fuente de emisión de microorganismos.

La composición elemental de aerosoles PM2,5 se midió por medio de la técnica ICP-MS, resultando un valor promedio de metales de (1.8 ± 1.0) x 103 ng/m3.  Los más abundantes fueron Na, K, Al, Zn, Ca, Fe y Mg, que constituyeron el  99% de la concentración total de metales. los factores de enriquecimiento, que muestran la diferencia respecto a la composición de la corteza terrestre, muestran que la mayoría de los metales detectados tiene por origen el polvo mineral y por tanto no están asociados a la actividad de desecado.

Evolución mensual de las concentraciones promedio de los metales a mayoritarios identificados en la planta desecadora de alperujo.

Compuestos orgánicos volátiles. Las muestras de COVs de la planta desecadora de alperujo fueron tomadas de marzo a julio del 2022 y analizadas en el laboratorio por cromatografía GC-MS con métodos analíticos MRM y SIM, que en conjunto permitían detectar hasta 118 compuestos. En esta zona de estudio se identificaron 54 COVs. Los compuestos con las concentraciones más altas fueron ácido acético (129,6 ± 37,3 mg/m3), ácido nonanoico (124,4 ± 41,7 mg/m3), ácido benzoico (29,7 ± 10,0 mg/m3), ácido octanoico (19,9 ± 7,6 mg/m3) y acetato de metilo (12,6 ± 4,2 mg/m3. Estas sustancias se han encontrado también en muestras procedentes de otras balsas de almacenamiento de residuos de almazaras y proceden de los procesos de degradación del alperujo. Los compuestos oxigenados y aromáticos oxigenados fueron los grupos con la mayor contribución a la concentración total de COVs, representando el 87,3% y 10,8%.

Contribución por tipo de COVs en la planta desecadora de alperujo

Se realizaron muestreos en diferentes bandas horarias y en periodos de actividad y de parada de la planta. Los resultados muestran que la presencia de los COVs detectados en aire no proceden mayoritariamente de las emisiones de chimenea sino de los procesos de evaporación desde las balsas de alperujo y agua residual.

En resumen, el estudio de inmisión llevado a cabo en la planta muestra que las emisiones debidas a los procesos de desecado de alperujo tienen una contribución mínima sobre la calidad del aire del entorno.

Fuente:
Estudio llevado al cabo por el grupo de investigación “Química de los procesos atmosféricos”, Facultad de Ciencias y Tecnologías Químicas de la Universidad de Castilla-La Mancha (en proceso de publicación en revista científica).

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *